Shep Hyken ¿Cuál es La Pregunta Mágica?

Shep Hyken Opinión Leave a Comment

Lo que estoy a punto de compartir con ustedes es una simple pregunta para hacerles a sus clientes -e incluso a sus empleados- que les ayudará a cumplir, e incluso superar, sus expectativas. Esta pregunta es sobre el éxito, tanto para ti como para tus clientes.

Primero, un poco de historia. He sido parte del programa de Entrenador Estratégico de Dan Sullivan durante 20 años. Una vez por trimestre, me reúno con mi entrenador y me paso el día trabajando en mi futuro. Mi creencia es que el éxito no ocurre por accidente, y el programa de Entrenador Estratégico ha ayudado a hacer de mi búsqueda del éxito un esfuerzo con un propósito. Una de las lecciones más poderosas que Dan enseña es lo que él originalmente se refería como la “Pregunta del Factor R” y ahora se refiere a la “Pregunta Dan Sullivan”. Me gusta referirme a ella como la ” Pregunta Mágica”.

¿Cuál es la Pregunta Mágica?

Cuando estaba pensando en unirme al programa de Entrenador Estratégico, Dan me preguntó: “Si nos reunimos dentro de tres años, ¿qué tendría que pasar profesional y personalmente para que sintieras que esto era una valiosa inversión de tu tiempo y dinero?

¿Por qué fue tan buena esta pregunta? Hizo dos cosas. Me obligó a pensar en mí mismo en el programa. Cuando respondí, le dije a Dan lo que yo consideraba mis criterios de éxito más importantes. Una vez que lo supo, pudo responder a esa necesidad y confirmar que podía cumplir con mis expectativas.

Pensé un poco en esta pregunta y me di cuenta de que se puede utilizar para prácticamente cualquier situación. Mientras Dan lo usaba para las ventas, también podía ser usado para el servicio al cliente. Imagine que un cliente llama con una queja. Podrías disculparte, reconocer el problema del cliente y hacer una pregunta típica como: “¿Qué te haría feliz?”. O podrías hacer la Pregunta Mágica, que es, “Si tuviéramos que volver a hablar en seis meses, ¿qué tendría que pasar para que estés contento con nuestro producto?

Cuando lo preguntas de esa manera, las dos cosas ya mencionadas suceden. En primer lugar, el cliente piensa en sí mismo utilizando felizmente el producto o servicio. En segundo lugar, comparten sus expectativas: una vez que usted sepa lo que es, usted puede confirmar o ajustar si es necesario.

¿Cuándo usarla?

Piensa en diferentes situaciones en las que podrías hacer la Pregunta Mágica. Hemos cubierto las ventas y el servicio, pero usted puede usar esta pregunta casi en cualquier lugar. Por ejemplo, su jefe puede querer que usted prepare un informe. Podrías preguntarte: “Cuando este informe esté terminado en una semana, ¿qué necesitaría tener para que estés 100% contento con él? Usted podría estar trabajando con otro empleado o equipo y querer saber qué los haría felices. Hacer la pregunta de esta manera es una manera poderosa de entender el éxito y lo que se necesita para hacer felices a los demás.

Así que…. si nos reunimos dentro de un año, ¿qué tendría que pasar para que sintieras que leer estos artículos de Shepard Letter sería una valiosa inversión de tu tiempo?

Leer el artículo original aquí

Acerca del Autor
Shep Hyken

Shep Hyken

Experto en servicio al cliente y experiencia, galardonado orador principal y autor del libro de negocios más vendido del New York Times. Para más información, comuníquese al 314-692-2200 o www.hyken.com. Síguelo en Twitter: @Hyken

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *