Las tecnologías de CX están ayudando a hacer frente a los desastres naturales

  • Tiempo Medio de Lectura: 5:00 min.
Nivel de Experticia Requerido
Nivel Básico

El alcance de las tecnologías de CX continúa expandiéndose, y una de las áreas en las que muestra crecimiento es en ayudar a los gobiernos, a los equipos de respuesta inmediata y a los ciudadanos a hacer frente a los desastres naturales.

Aquí hay 3 maneras en que las tecnologías CX intervienen antes, durante y después de una tormenta importante.

Uso de la IA para predecir y modelar inundaciones

Si bien la velocidad del viento puede ser noticia, el tipo de daño más duradero y de mayor alcance causado por un huracán tiene que ver con las inundaciones causadas por el aumento del nivel del mar asociado con su aproximación a medida que se acerca a la tierra.

Predecir dónde se alcanzarán los niveles más altos de nivel de agua, y cuánto tiempo permanecerán por encima de lo normal. Puede ser de gran ayuda al momento de planificar evacuaciones y rescates, y también para ayudar a las compañías de seguros y a los responsables de la planificación de la ciudad a evaluar cuáles son las áreas más seguras para la construcción de los edificios.

Mediante el uso del aprendizaje automático, organizaciones como One Concern son capaces  de tomar datos de las inundaciones pasadas, para fusionarlas con información sobre una tormenta existente y proporcionar no sólo advertencias generales de inundación, sino también predicciones con tan sólo cinco días de anticipación.

Según Craig Fugate, ex jefe del FEMA, con tecnologías como la Inteligencia Artificial se pueden analizar varios escenarios en los días previos a la llegada de una tormenta y entender cuándo y cómo fallarían los sistemas. Para Fugate el uso de IA puede determinar el “que pasaría si…”

Evaluación de los daños en tiempo real

Las  flotas  de vehículos, embarcaciones y otros equipos- están cada vez más conectadas mediante diversas tecnologías de Internet de las Cosas IO y otras relacionadas, permiten gestionar el inventario. Esta tecnología de CX  ha demostrado ser una herramienta valiosa para evaluar el nivel de daño causado por un desastre natural, tanto durante como después del hecho.

El Departamento de Seguridad Nacional lideró este esfuerzo particular con su Sistema de Información Consolidado de Cartera de Activos y Sostenibilidad (CAPSIS), que utiliza los datos proporcionados no sólo por los empleados del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), sino también por los sistemas de IO.

Los datos de CAPSIS han sido utilizados por el personal durante los huracanes en Texas y Puerto Rico como una herramienta para medir el impacto de una tormenta sin tener que esperar a un análisis posterior a los hechos. Esto puede ayudar a identificar las áreas más afectadas y dirigir las operaciones en consecuencia.

Ayudar en los esfuerzos de rescate y búsqueda

Además de aprovechar los hashtags en Twitter para localizar a las víctimas atrapadas en sus hogares por el agua y el viento, los socorristas y los afectados por los huracanes por igual han recurrido a aplicaciones como Zello, que transforma los dispositivos móviles en walkie-talkies que pueden transmitir no sólo voz, sino también imágenes en un canal común compartido por los socorristas. Zello ha demostrado su utilidad en el mundo real para coordinar iniciativas de rescate de huracanes dirigidas por ciudadanos, como la flotilla de barcos apodada la “Armada Cajún” en la costa de Luisiana.

Con información de SmartCX

Leave a Comment