El último cliente en la tierra

¿Qué sucedería si solo te queda un cliente para hacer negocios? ¿Tal vez este sea el último cliente en la tierra?

Norman Beck, mi amigo y fiel lector de The Shepard Letter, y yo estábamos hablando de esta idea y él compartió otra forma de verla. En sus palabras, “Es como la última estación de servicio que verás por millas al entrar al desierto. Tal vez te detengas y te asegures de tener un tanque lleno de gasolina”. ¡Por supuesto, no quieres quedarte sin gasolina en medio del desierto! En términos comerciales, tal vez debas concentrarte en que este cliente esté satisfecho, llenando el tanque de gasolina metafórico con una excelente Experiencia de Cliente, para que pueda durar, o permanecer en el negocio, hasta obtener otros clientes.

Vamos a fingir por un momento. ¿Y si esto fuera cierto? No tanto que tu cliente es el último en la tierra, sino que es el único que tienes. Quizás este sea tu primer y único cliente. O tal vez, debido a una economía difícil, los clientes no están comprando o gastando como solían hacerlo, lo que significa que todos menos uno ha dejado de hacer negocios contigo. De todos modos, solo tiene un cliente y desea conservarlos. ¿Cómo? Pregúntate a ti mismo lo siguiente:

Comparte este artículo

¿Qué haces actualmente para agregar valor a tus clientes?

Esto no es una lluvia de ideas sobre lo que podrías hacer. Esto es lo que ya estás haciendo. Piensa en ese factor que hace que los clientes quieran estar contigo y no con la competencia. Piensa en cualquier cumplido que hayas recibido de ellos en el pasado.

¿Qué haces para que tus clientes se vayan?

Imagina que estás perdiendo clientes; esto puede no ser cierto, pero imagina que lo es. Considera todas y cada una de las quejas que has escuchado. Este es un buen lugar para comenzar.

¿Qué te diferencia de tu competencia?

He planteado esta pregunta antes. Esto se trata de diferenciación: lo que haces es único o especial en comparación con los demás. Podría ser algo tan simple como horas de operación. ¿Ofrecen un producto que otros no? ¿Es diferente tu proceso? Lo que sea que se te ocurra, debe ser algo que un competidor no pueda decir. Por ejemplo, no diga: “Tenemos un gran servicio”. El competidor podría creer que también tiene un gran servicio. En realidad, debe ser diferente y hacerte destacar.

La pregunta general que debes hacerte es: “¿Qué harías para mantener a tu último cliente?”. Forma un equipo y haz una lluvia de ideas para responder a estas preguntas y otras que puedas encontrar. Una vez que tengas las respuestas, es posible que nunca tengas que preocuparte por tener solo un cliente: tu último cliente.

Comparte este artículo

Acerca del Autor
Shep Hyken

Shep Hyken

Experto en servicio al cliente y experiencia, galardonado orador principal y autor del libro de negocios más vendido del New York Times. Para más información, comuníquese al 314-692-2200 o www.hyken.com. Síguelo en Twitter: @Hyken

Comments 3

  1. Avatar
  2. Avatar

    Me encanta ver como éste tipo de artículos, permite que realicemos un análisis profundo de nuestra forma de trabajar día a día, con el objetivo de poder mejorar siempre y brindar un excelente servicio a nuestros asociados para satisfacer su necesidad y crear pertenecía!

    1. Avatar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *